Enfermedad Cerebrovascular.

La enfermedad cerebrovascular extracraneana afecta a las arterias carótidas y vertebrales, es un tipo de enfermedad de las arterias Periféricas en las cuales hay un “endurecimiento de las mismas “ (aterosclerosis) . Las arterias Carótidas y vertebrales son las que llevan sangre rica en oxigeno al cerebro.

La enfermedad carotídea aumenta el riesgo de tener el tipo mas común de ataque isquémico cerebral (Trombosis Cerebral) el cual causado por una brusca y severa falta de sangre oxigenada en el cerebro (isquemia cerebral). Debido a que la enfermedad Carotídea es provocada por un estrechamiento de la arteria producido por unas “placas” en el interior de la pared de las arterias hay un riesgo alto de que la arteria sea bloqueada u obstruida por un coágulo de sangre o que fragmentos de dicha placa de ateroma rota embolicen en el cerebro produciendo eventos isquémicos transitorios o accidentes cerebrovasculares.

¿Cuáles son los factores de riesgo para tener enfermedad carotídea?

 

Cigarrillo.
Sedentarismo.
Obesidad, dieta rica en grasas y colesterol.
Hipertensión arterial y diabetes no controlada.
Stress incontrolado y angustia.
Altos niveles de LDL Colesterol (malo) y bajo HDL Colesterol (bueno).

Sexo: En los hombres son más frecuentes los accidentes cerebrovasculares pero también es  mas frecuente que sobrevivan al mismo mientras que en las mujeres son menos frecuentes pero si es mas probable que puedan morir durante el mismo.
Edad avanzada
Historia familiar de enfermedad Carotídea o enfermedad coronaria.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad carotídea?

 

Cuando una persona tiene enfermedad carotídea frecuentemente tiene lo que se denomina un ataque de isquemia cerebral transitoria. Una isquemia cerebral transitoria es un síntoma que alerta de un futuro ata cerebral, y aproximadamente un 20/25% de pacientes que tienen una isquemia cerebral transitoria desarrollara una ataque cerebral en los próximos dos años.
Los síntomas de una isquemia cerebral transitoria son los siguientes:

Debilidad, entumecimiento u hormigueos en la mitad del cuerpo.
Confusión.
Trastornos en la articulación de la palabra. (comerse silabas o palabras)
Dificultad en la comprensión de la palabra.
Inestabilidad o perdida de la coordinación (vértigo).
Dolor de cabeza severo.
La isquemia cerebral transitoria también puede causar una variedad de síntomas visuales, como los siguientes:

 

Perdida parcial de la visión o ceguera.
Visión doble.
Movimientos anormales de los ojos.
Visión borrosa.
Una visión gris o nebulosa en el campo de visión.
Cualquier persona que ha experimentado estos síntomas urgentemente debería visitar a su medico para saber si ha tenido una isquemia cerebral transitoria y si la misma es debido a una enfermedad carotídea.

¿Cómo se hace el diagnóstico de la enfermedad carotídea?

Luego de hacer una historia medica el medico hará un examen físico completo, este debe incluir la auscultación con estetoscopio del cuello para evaluar si el paciente tiene soplos o ruidos en la carótidas que indirectamente nos traduce la presencia de una enfermedad obstructiva de las arterias Carótidas. Sin embargo muchas veces dichos ruidos o soplos no están presentes y es obligación del clínico realizar una serie de test para confirmar o descartar él diagnostico de enfermedad arterial Carotídea.

Eco Doppler Color: Este exámen es altamente eficaz y debería ser la primera prueba diagnóstica en los pacientes que tienen sospecha de enfermedad arterial de Carótida.
Angio Resonancia Magnética: La imagen de la angio resonancia no es tan clara como la de la angiografía pero sin embargo debido a los rápidos avances de esta técnica se espera que sea el principal test diagnostico en un futuro cercano.
Angiografía Cerebral por sustracción digital: Este test esta basado en un estudio por cateterismo y es el test diagnostico standard (gold standard) para el diagnostico seguro de la severidad de esta enfermedad.