Várices

Las venas varicosas son venas anormales que pueden aparecer en las piernas. Pueden ser líneas pequeñas y finas de color púrpura (llamadas "arañas vasculares") que están justo debajo de la superficie de la piel, o se pueden presentar como venas gruesas, abultadas o nudosas. Aunque muchas personas piensan que las venas varicosas son un simple problema estético, de hecho son causadas frecuentemente por un problema médico subyacente. Esta enfermedad se llama insuficiencia venosa crónica.

¿Cuáles son los síntomas de la Insuficiencia Venosa Crónica?

En las piernas sanas, las venas tienen válvulas que normalmente permiten que la sangre circule en una dirección, para que regrese desde las piernas al corazón. Cuando las válvulas de las venas de las piernas no se pueden cerrar correctamente, la sangre se acumula en las venas de las piernas, lo cual causa presión e hinchazón. Esta acumulación y presión causadas por válvulas enfermas de las venas son un síntoma de la insuficiencia venosa crónica. 

Las personas con venas varicosas dicen con frecuencia que sienten que sus piernas están cansadas, o que sienten pesadez, picazón o latidos en las piernas. Las venas varicosas pueden ser dolorosas. En ocasiones, tienen las piernas o los tobillos hinchados. De no tratarse, los signos y síntomas de las venas varicosas también pueden producir cambios en la piel, como decoloración, inflamación e incluso úlceras.

Es importante saber que el reflujo venoso es una enfermedad progresiva. Esto significa que si no se trata, puede avanzar y causar síntomas más graves. Las venas varicosas causadas por insuficiencia venosa crónica no desaparecerán por sí solas.

Las venas varicosas con frecuencia son comunes en una misma familia. Asimismo, las personas que están de pie durante períodos prolongados o que levantan cargas pesadas, las mujeres que han estado embarazadas varias veces y las personas obesas pueden correr más riesgos de desarrollar venas varicosas.

¿Como puedo saber si tengo insuficiencia venosa crónica o reflujo venoso?

El paciente debe ser valorado por un Médico Especialista en Cirugía Vascular y Angiología quien le realizara una ecografía duplex a color o triplex venoso por medio de la cuál se podra cuál es la causa de sus várices y de esta manera elegir el tratamiento más apropiado, ya que este debe ser individualizado para cada paciente dependiendo de la gravedad de su enfermedad y de los resultados de las pruebas diagnósticas. Es inadecuado realizar algún tipo de tratamiento sin haber realizado el duplex venoso previamente.

En ocasiones puede ser necesario recurrir a otros exámenes como las flebografías o las pletismografias venosas.

¿Qué tratamientos existen para las venas varicosas?

En la actualidad los pacientes que padecen de venas varicosas cuentan con varias opciones. Ya no es necesario someterse a dolorosos procedimientos quirúrgicos en el hospital. Hoy, las venas varicosas pueden ser tratadas directamente en el consultorio del médico con diferentes métodos.

Para la enfermedad más avanzada existe el Closure de VNUS®, procedimiento que reemplaza a la cirugía con mejores resultados, ambulatorio, sin anestesia general, sin dolor, sin incapacidad, sin riesgos. Consiste en la ablación térmica con un cateter de radiofrecuencia de la vena safena insuficiente causante del reflujo venoso.

Para los casos mas tempranos existe la escleroterapia, el laser transdérmico, la microespuma y la elastocompresión.

El tratamiento debe ser individualizado para cada paciente por cuanto todas las personas no son iguales.

Ampliar información haga click aqui.