Pie Diabético

En los pacientes diabéticos uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta tiene que ver con la salud de los pies, ya que estos son susceptibles a heridas e infecciones. El pie diabético es la complicación de la diabetes que genera hospitalización con mayor frecuencia.

¿Qué es el pie diabético?

 

Se define el Pie Diabético, como una alteración clínica de base etiopatogénica neuropatica, inducida por la hiperglucemia mantenida, en la que con o sin coexistencia de isquemia, y previo desencadenante traumático, se produce una lesión y/o ulceración del pie.
El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente vulnerables.
Los daños a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel, etc. y debido a la oclusión de las arterias que llevan sangre a los pies se puede producir gangrena que lleva a amputación de la pierna.
Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

Síntomas y Signos

 

Heridas, úlceras, pie atrófico con piel fina y fría, sensación de calor en los pies o por el contrario, pies muy fríos, dolor durante las noches (el roce de las sábanas puede resultar molesto), atrofia muscular, dedo rojo o púrpura, dedos en martillo o en garra, callos, color pálido o violeta, aumento de temperatura localizada, adormecimiento, hormigueo, inadecuado crecimientos de uñas, entre otros.

La explicación es que una persona con Diabetes tiene un alto nivel de glucosa (azúcar) circulando en la sangre, esto puede producir la destrucción de nervios y vasos sanguíneos.

Cuando hay destrucción de nervios se pierde sensibilidad en las extremidades, especialmente del tobillo hacia abajo, por esta razón el diabético no sentirá sensaciones dolorosas en caso de que un calzado le esté produciendo daño, si una uña está lastimando la piel, si una piedrita le causa una herida, si se hizo un corte, como generalmente sucede se pinchan con un clavo o algo, etc., de esa forma puede llegar a producirse lesiones que pueden ser muy difíciles e incluso imposibles de tratar lo cual en algunos casos lleva a que la única alternativa sea la amputación de la parte afectada.

Es muy importante controlar y prevenir este tipo de complicaciones, para poder evitar desenlaces peores como puede ser la aparición de gangrena, una amputación e incluso la muerte.

Recuerda la importancia de recurrir al médico ante la aparición de alguno de estos síntomas o signos.

Prevención y tratamiento

 

Como formas de prevención se encuentran las siguientes recomendaciones:
• Inspección diaria del pie para detectar lesiones ampollosas, hemorragias, maceraciones o excoriaciones interdigitales. Se utilizará un espejo para la inspección de la planta y talón.
• Cambiar los calcetines y los zapatos dos veces al día.

No caminar nunca sin calzado.

  • Utilizar zapatillas amplias en lugares como la playa o piscina. • No utilizar nunca bolsas de agua caliente o almohadillas eléctricas para calentarlos. • No realizar nunca la resección de uñas encarnadas o callosidades. Acudir al médico.

• No apurar el corte de las uñas, sino hacerlo de forma recta y limarlas suavemente. • Lavar los pies con agua y jabón durante cinco minutos. Proceder a un buen aclarado y un exhaustivo
secado, sobre todo entre los dedos. • Antes de utilizar agua caliente en la higiene de los pies, medir la temperatura con el codo. • Aplicar crema hidratante después del baño, pero no en los espacios interdigitales por el riesgo de
maceración • Procurar caminar a diario. • No fumar. • Notificar a su enfermera o médico de familia la aparición de hinchazón, enrojecimiento o aceración
aunque sea indolora. • Evitar la presión de la ropa de la cama de los pies.

El tratamiento debe ser multidisciplinario donde intervienen diversos especialistas como lo es Cirujano para el manejo quirúrgico, Internista para el buen control de su Glicemia, Nutriólogo para establecer un plan dietético, podiatra para mejorar la descarga plantar y corregir puntos de apoyo.

Medivascular
Cra 39 A #5D-25
PBX: 57 (2) 393 8231 - 57 (2) 402 1667
312 7267820 - 312 6521770
Cali - Colombia

 

  • facebook
  • w-tbird
  • w-googleplus